Mercedes-Benz

La movilidad eléctrica se vuelve una experiencia sonora

14.10.2020

La movilidad eléctrica se vuelve una experiencia sonora - Mercedes Benz Citycar Sur
Incluso en comparación con otros vehículos eléctricos, el EQC 400 4MATIC (consumo de energía combinado: 21,3-20,2 kWh/100 km; emisiones de CO2 combinadas: 0 g/km)[1] es extremadamente silencioso en su interior. Por lo tanto, es el vehículo de pruebas ideal para una tecnología del mañana: las futuras generaciones de modelos EQ de Mercedes-Benz se convertirán en una experiencia multisensorial con paisajes sonoros seleccionables y sonidos de que informan intuitivamente. El software para esta visión de futuro es de creación interna.
 
Sin los sonidos característicos de un V8, de los motores diésel o del turbo: los coches eléctricos son silenciosos por naturaleza. No obstante, conducir los futuros modelos Mercedes-Benz EQ se convertirá, opcionalmente, en una experiencia multisensoria. Los expertos en sonido de Mercedes-Benz están trabajando para hacer que el cambio de paradigma de motores térmicos a automóviles eléctricos también sea audible. Realizan pruebas de sonido en un EQC para diseñar diferentes paisajes sonoros que permitan una configuración acústica individual. 
 
También forma parte del paisaje sonoro individual el sonido de conducción, que es reproducido por los altavoces internos. El programa de conducción seleccionado también influye en el sonido de conducción que, por ejemplo, se vuelve más dinámico en el modo SPORT. La tecnología utiliza algoritmos para calcular en tiempo real los sonidos procedentes del amplificador del sistema de sonido envolvente Burmester® y los altavoces para reproducirlos.
 
El concepto holístico de sonido también incluye otros sonidos que dan información al conductor, por ejemplo, cuando el automóvil está desbloqueado, cuando se puede encender o incluso como despedida. La conexión a la toma de carga también va acompañada de una señal acústica.
 
Para proporcionar esta información sonora fuera del vehículo, Mercedes-Benz utiliza los altavoces del Sistema de Alerta Acústica del Vehículo (AVAS) en los parachoques. Este sistema es obligatorio para los vehículos eléctricos de nueva homologación desde el 1 de julio de 2019. En Europa, el AVAS debe estar operativo hasta una velocidad de 20 km/h. Al conducir lentamente, se genera un sonido en el exterior que advierte a los peatones del acercamiento de un automóvil eléctrico.
 
Los algoritmos y sonidos utilizados por Mercedes-Benz son de creación interna. El equipo multidisciplinar encargado de su desarrollo incluye físicos, diseñadores de sonido, diseñadores de medios y especialistas en mecatrónica. Trabajan en el sonido emocional de los futuros modelos de Mercedes-Benz EQ en un laboratorio acústico protegido de ruidos y vibraciones externas. También realizan pruebas de sonido durante las pruebas de conducción, incluso en el nuevo Immendingen Test and Technology Centre (TTC).
 
[1] El consumo eléctrico ha sido determinado en base a la Directiva 692/2008/EC. El consumo eléctrico depende de la configuración del vehículo.